Bailes y danzas del Oriente de Asturias

Corri Corri

En el Oriente de Asturias, en el concejo de Cabrales, se conserva una danza cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, muchos estudiosos la sitúan en el paleolítico: es el “Corri-corri”.

Un hombre, el “bailín” da réplica a un grupo de mujeres (seis u ocho) que llevan en sus manos unas ramitas de laurel  (se habla de otros tipos de hierbas: helecho, hierba luisa,…).

El “bailín” comienza la danza, persiguiéndolas, dando una serie de pasos saltados, de saludos, de braceos agitados. Ellas le ignoran, él insiste, ellas le huyen, él cansado las deja, ellas vuelven en su busca… las mujeres realizan pequeños círculos a derecha y a izquierda, moviendo los brazos alternativamente y ladeando la figura hacia el lado al que se dirige.

Danzas y bailes del oriente asturiano - Corri corri

A estos danzantes les acompaña un grupo de señoras mayores que entonan cantos acompañadas por el tambor y las panderetas. Las letras de las canciones son modernas la más utilizada es el romance de “la peregrina y el Pastor” son letras que, normalmente están en castellano.

Se ha escrito y polemizado mucho sobre el significado de esta danza por parte de folkloristas y etnólogos aquí dejo alguna de las teorías resumidas:

  • Cabal destaca su carácter funerario por la gravedad del baile y la costumbre de llevar el laurel, que aún hoy se pone en el fondo de las cajas de alguna aldea de Asturias.
  • Menéndez Pidal, que tuvo ocasión de presenciarlo en Arenas de Cabrales en agosto de 1930 asegura su origen sagrado.
  • Pola Cuesta dice de un baile antiquísimo donde el matiz religioso es más intenso que en el pericote, pero viendo en ambos el sentimiento prehistórico, y cree que se trata de ceremonias que en honor de los Dioses locales se celebrarían en esa comarca.
  • Otros autores apuntan a que es una danza de cortejo.

Pero finalmente todos concluyen en que es la danza más antigua de Asturias, y de las más antiguas de Europa y realzan la pureza y la elegancia de su representación, tan distinta a cualquier otro baile regional.

Esta danza se ejecuta fundamentalmente el día de la festividad de San Juan, o bien en obsequio de algún ilustre huésped que por cualquier circunstancia especial visita dicho pueblo. Es el mayor agasajo y la mejor prueba de simpatía que los naturales de Arenas creen poder ofrecer al distinguido visitante.

Una representación de esta danza se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=nxBftLOK8ts

Pericote

Es el baile por excelencia del Concejo de Llanes aunque se interpreta, con sus variantes, en otros puntos del Oriente de Asturias y el Occidente de Cantabria (Tresviso). Sin embargo es en el Concejo de Llanes donde este baile pasó de ser popular a convertirse en un símbolo de identidad. Se le denominó, además de “Pericote”, “Contrapaso”, “Valamé”, “Baile de tres” y “Pericón”.

A diferencia de otros bailes de Asturias y quizás su característica principal es que la célula fundamental no es la pareja sino que es un baile de tres, “la triada”, formada por un hombre y dos mujeres.

Danzas y bailes del oriente asturiano - PericoteLo que caracteriza a este baile, aparte de la ya llamativa triada, es la gravedad y seriedad con la que ha de ser ejecutado y la enorme diferencia entre los “pasos” del hombre y los que les son propios a las mozas, que parecen estar bailando dos danzas distintas en lugar de una.

Ellas realizan suaves y armoniosos movimientos con sus pies, que prácticamente no levantan del suelo, como si flotaran, y con sus brazos, que levantan poco más arriba de los hombros, llevando en sus manos unas castañuelas con las que se acompañan a ritmo de 2/4. Sus pasos y evoluciones se desarrollan en círculos y líneas. Entretejen con sus pies unos rítmicos pasos apenas sin moverse del sitio, con el cuerpo rígido, la cabeza muy derecha y la mirada al suelo. Es muy conocida la anécdota de que en el pueblo llanisco de Cué las mozas ensayaban el baile con un vaso de agua en la cabeza sin que esta se derramase para que la ejecución fuera correcta.

De ellos se valora la vigorosidad del salto y su porte “dominante” ya que él realiza un paso característico del Pericote: el “triscu“, consistente en saltar y colocar un brazo doblado en escuadra, los dedos de la mano sobre el hombro contrario : “Da la vuelta pericote/pon los brazos bien arriba/ que parece que los tienes/ cosidos a la barriga”. Es un baile complicado en su coreografía.

Un resumen de su interpretación sería el siguiente: en la primera figura el hombre se coloca y baila frente a las dos mozas que se sitúan hombro con hombro, luego pasan las mozas a ocupar el lugar del varón, y al contrario. Esto constituye la primera parte del baile en la que se describen líneas y círculos. En la segunda parte se separan las mozas y cada bailador pasa a describir en sus movimientos unos círculos semejantes al número ocho. El cambio de los pasos viene marcado con un aviso de “¡aire!” que da el mozo salvo en los ochos donde se utiliza como grito “¡A texer!

En cuanto al acompañamiento la forma más antigua de interpretar este baile fue acompañándolo de voz y pandereta. Presidían tres viejas vestidas de negro, la de más edad en el centro, sentada en una “roñada”, en una “tayuela”, o en una silla “de maconeru”. Tocaba el pandero. Las otras, una pandereta grande. Las tres en línea, sentadas o en cuclillas cantaban viejos sones. La triada de viejas se situaba como a dos metros y medio de las mozas en el momento inicial del baile, las cuales mozas casi siempre, a no ser en los trenzados se encontraban dando la espalda a las ancianas. Sin embargo alrededor de la segunda década del pasado siglo se va introduciendo la gaita y el tambor para acompañar el baile.

En cuanto a los cantos que acompañan al pericote Hoy en día suelen ser coplas sueltas de carácter religioso o llenas de picardía entremezclándose, sin ningún tipo de problema, durante la ejecución: “Valamé el Señor San Pedro/ el señor San Juan me valga/ valamé el Señor Santiago” y la Virgen Soberana. Valamé, valamé, Valamé Santa María/que en el cielo hay una estrella/que a los asturianos guía. /Yo caseme con un vieyu/y metilu en un zurrón/¡mira’l pícaru del vieyu/como duerme calentón!/Yo caseme con un vieyu/y enterrélu na ceniza/púsime a llorar per elli/y hevi reventar de risa.

En el pueblo de Cué, se interpretaba el baile la víspera de San Antonio de Padua, cuando se plantaba la “joguera“. En el resto del concejo en sus fiestas patronales.

Una interpretación de este baile se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=5QtlhTkNTCk

One Reply to “Bailes y danzas del Oriente de Asturias”

  1. Pingback: Bailes y danzas de Asturias. La danza prima - AsturSevilla

Comentarios cerrados.